Seguramente hayas escuchado Hatha Yoga por todos lados pero hoy, vamos a conocerlo de una vez por todas 😌

En sánscrito, «Ha» significa sol y «tha» significa luna. Bajo esta definición, algunos lo definen el Hatha Yoga como la unión de la mente, el cuerpo y el espíritu.

¿Qué es Hatha Yoga?

El Hata Yoga se refiere a cualquier tipo de yoga que se centra en las enseñanza de posturas físicas. Si en tu estudio de yoga ves una clase que se llama «Hatha Yoga», seguramente se refiera a que es una práctica suave centrada en las posturas básicas, por lo que es ideal para introducirte en la práctica física del yoga.

Orígenes del Hatha Yoga

Según los Yogasutras de Patanjali,

Hatha Yoga, fue creado principalmente para facilitar la práctica verdadera del Yoga, es decir, del entendimiento y el dominio completo sobre la mente.

Este tipo de yoga surge hace miles de años, es el tipo de yoga más tradicional. Sus orígenes se encuentran en el Hatha Yoga Pradipika, un texto clásico y milenario escrito por Suami Suatmarama, se dice de él que es el texto más antiguo sobre el yoga. Se sabe, que la práctica de Hatha yoga o cualquier otro tipo de yoga, se lleva a cabo para conseguir el equilibrio entre un cuerpo fuerte y flexible, que será el que nos acompañará sano hasta el camino hacia el Samadhi.

En una clase de Hatha Yoga

El profesor se centra en explicar al detalle cada postura y se mantienen más tiempo que en una clase de Vinyasa por ejemplo, sin llegar a la permanencia que se hace en otros estilos como el Iyengar. En este tipo de yoga también el tiempo entre una postura y otra es característico ya que se deja tiempo para que «las posturas se integren».

Si quieres entender las diferencias entre todos estos estilos de yoga te recomiendo esta clase teórica en la que Lucía te explica detalladamente las características de cada uno.

La dinámica básica sería

  1. Posturas sentadas de calentamiento
  2. Posturas de pie
  3. Posturas sentadas
  4. Posturas invertidas
  5. Pranayama y meditación (también se puede incluir al inicio de la práctica)

Las posturas y las clases varían según el profesor a diferencia del Ashtanga Yoga que sí que tiene una secuencia fija. Algo común es usar soportes como cojines, bloques, cinturones o mantas.

En estas clases seguro que encuentras, además de asana, pranayama y meditación. Es un tipo de yoga ideal si te apetece hacer una práctica más integral enfocada en todos los sentidos, si te apetece  experimentar esa conexión  cuerpo-mente.

Pero si todo esto de la teoría te sabe poco, te dejo las clases de hatha yoga que tenemos disponible en el estudio online 😎

Inspiración y libros

Y en el siguiente post…

Hablaremos del yoga en casa y sus beneficios. Ahora que parece que el hacer yoga en casa ha venido para quedarse, queremos darte nuestro punto de vista sobre esta práctica y todos sus beneficios.

Nos vemos el jueves ✨

Namasté.