Hola, feliz martes!!

El pantallazo de arriba es un mensaje que me envió Antonio (programador de TC) el martes pasado sobre la TC news

“aparte de eso… ¿cómo carajo conseguiste esa sensación de “Yo era todo y todo era yo”?

Lo que le respondí me salió del alma:

En una meditación…

En la que fui cambiando a una persona que “me caía mal” por “quererle”.

Visualicé a “esa persona” y empecé a decirle

“te quiero, te quiero, te quiero,… (x100)”

En el fondo sabía que me caía mal porque veía reflejado en él algo mío que no tenía resuelto y que tenía que mejorar.

Y tras muchos “te quiero” cambió mi percepción y empecé a quererle de verdad. Pasé a otra persona con el que me pasaba lo mismo, y ocurrió lo mismo… y lo mejor es que me notaba 100% conectado con ellos. De hecho, sentía que quería quedar con ellos porque les veía como “mis mejores amigos” que me estaban mostrando en lo que tenía que mejorar.

Y seguí con todo lo que me hacía fricción en la vida… Y eso me llevó también a sentir que las cosas materiales eran yo, y que yo era las cosas materiales, la mesa, el suelo, la puerta, ventanas….

y empecé a caer súper rápido y sin control como por una espiral…

… en la que todo era yo y yo era todo

Y de repente… “foooom” me quede como fumado, mejor que fumado

en paz

y no hacían faltan preguntas …

… porque hasta la pregunta era yo

***

Me duró unas horas, y esa sensación no me ha vuelto con la misma intensidad, pero sí que me dejó una huella que me cambió para siempre.

De hecho, sigo haciendo este tipo de meditación. Te la recomiendo! 🙂

Dicho eso, esta espiral de amor, está súper relacionada con este email de los martes, en la que a través de hacer clases de yoga, y a través de los yoga sutras (la filosofía del yoga) trato de encontrarme conmigo mismo y estar en paz, y contártelo por si te sirve a ti también!

Así que vamos a ello!

¿Te animas a hacer yoga?

Haz clic aquí >> https://www.theclassyoga.com

Por otro lado, en los últimos emails vimos los primeros 5 yoga sutras…

¿Quieres conocer el yoga sutra #6?