El pranayama de la meditación. Conoce en qué consiste uno de los ejercicios de respiración más importantes en yoga, cómo se hace, beneficios y contraindicaciones

La respiración (en sánscrito, pranayama), en yoga y en la vida, es un recurso indispensable no solo para mantenernos vivos, sino para expresar nuestras emociones, conectar con nosotros mismos, aumentar nuestra conciencia y mejorar nuestra salud. Aunque muchas veces estamos tan conectados al piloto automático, a nuestras preocupaciones y pensamientos que se nos olvida respirar. Seguro que en alguna clase de yoga te han dicho «acuérdate de respirar» y precisamente en ese momento te has dado cuenta de que estabas aguantando el aire.

La respiración de fuego se conoce también como kapalabhati y es un tipo de pranayama que se engloba dentro de las técnicas de limpieza yóguicas. Sobre todo se usa en kundalini yoga, como ejercicio aislado o acompañando a alguna técnica de limpieza o kriya. Literalmente significa «limpieza de cráneo».

KAPAL: craneo | BHATI: luz

La manera en la que respiramos tiene mucho que ver con nuestras emociones, con cómo nos sentimos. De ahí que cuando alguien está pasando por periodos agudos de ansiedad, le cueste más respirar. Tener una buena respiración también significa tener un buen control emocional.

Con solo 2 min al día practicando la respiración de fuego, notarás cambios importantes.

¿Cuánto tiempo hacer respiración de fuego?

La práctica de kapalabhati puede durar entre 5 y 15 minutos al día. Al principio, prueba a mantener la respiración durante 3 minutos; una vez que tengas controlado este tiempo, puedes ir aumentando progresivamente de 5 a 15 o incluso a más tiempo.

aprende a hacer kapalabhati: pranayama en yoga para relajarse

¿Cuándo practicar kapalabhati?

Si quieres tener un estilo de vida más consciente, poniendo atención plena a lo que haces y sentirte con más energía, es el momento de empezar a practicar la respiración de fuego. Además, este tipo de pranayamas vienen muy bien en esas ocaciones en las que necesitas concentrarte plenamente en una tarea o necesitas renovar tu energía, por ejemplo después de un largo día de trabajo.

¿Cómo hacer la respiración kapalabhati?

La respiración de fuego es un tipo de pranayama que se centra en renovar y activar tu energía interna. Se basa principalmente en una respiración por la nariz, al mismo tiempo que se llena y se vacía el abdomen. A continuación te explico cómo realizarla correctamente:

  • Empieza sentado, estirando la columna hacia el techo. Puedes cerrar también los ojos, aunque no es obligatorio.
  • La respiración siempre se hace por las fosas nasales (nariz), nunca por la boca, y con el abdomen. De manera natural, sin alargar muchísimo las inhalaciones o las exhalaciones; simplemente lo que nos pida el cuerpo.
  • Al principio, haz 3 series de 5 respiraciones, inhalando por la nariz, llenando el estómago de aire, y exhalando también por la nariz, mientras desinflas el estómago y dejas salir todo el aire de golpe. Una vez que controles la respiración, puedes hacer series más largas, de 10 o 15 respiraciones. Si te pierdes en la cuenta, vuelve de nuevo al inicio.

La respiración de fuego es rápida y continua. Lo habitual es hacer dos o tres respiraciones por segundo; al principio serán menos, pero con la práctica podrás ir aumentando el ritmo coordinando las respiraciones y llevando la cuenta.

consejos para controlar la respiación con la meditación

¿Cuáles son los beneficios de la respiración de fuego?

Son muchos los beneficios de la respiración de fuego, no solo a nivel físico, sino también emocional y mental. Por ejemplo, ayuda a lidiar mejor con la ansiedad, distribuye mejor el oxígeno por todo el cuerpo, mejora el sistema inmunológico y la capacidad pulmonar, aliviando los síntomas de otras patologías respiratorias como el asma. Por otro lado, al haber mejor oxigenación en general, nos sentimos con más energía y fuerza.

El hecho de respirar solo por nariz hará que no se seque tanto la garganta y respiremos mejor. Esto hará, entre otras cosas, que podamos conciliar mejor el sueño y descansar de forma más placentera.

A nivel emocional, nos ayuda a relajar la mente, permitiéndonos pensar con mayo claridad, sin tanta presión y aumentar nuestra concentración.

Contraindicaciones

No es aconsejable practicar kapalabhati si estás embarazada (con náuseas o mareos), si tienes vértigo o problemas circulatorios. Igualmente, evita hacerlo si tienes la menstruación, presión arterial alta o sufres de ataques epilépticos.

¿Quieres poner en práctica esta técnica de respiración?

Regístrate en nuestra plataforma de clases online y descubre el programa «Aprende a meditar» para conocer la importancia de la respiración en la meditación y en la práctica de yoga en general.

ejercicios de respiración en yoga para controlar la mente y relajarse