Un consejo: no disfrutes de la meta, disfruta del camino

Sirsasana, shirshasana o salamba shirshasana (puedes verla escrita de diferentes maneras) es una postura invertida dentro de hatha yoga.

Desafíate a ti mismo, es el único camino que conduce al crecimiento – Morgan Freeman.

Las asanas o posturas son herramientas de autoconocimiento para mejorar tu salud física y mental. Como comenté en el post de ashtanga, las asanas son solo uno de los ocho pilares de los yoga sutras de Patanjali.

Significado

Se trata de una postura más avanzada; por lo que, si eres principiante, necesitas haber practicado antes otras posturas más sencillas o de un nivel intermedio.

Sirsasana, en sánscrito, significa “postura de equilibrio sobre la cabeza”.

SIRSA: cabeza | ASANA: postura

Sirsasana o postura sobre la cabeza en yoga

Es cierto que una postura invertida va contra natura, pues colocas el cuerpo de tal manera que el corazón queda por encima de la cabeza (invertido).

aprende cómo hacer sirsasana en tu práctica de yoga

Y también es cierto que por ello no solemos apoyar todo el peso del cuerpo sobre la cabeza ni equilibrarnos al revés, además del miedo que nos produce la posibilidad de que nos caigamos y nos dañemos el cuello. Pero es normal que pienses así, sobre todo al principio.

Si no tuvieras retos, no tendrías emociones.

Es cierto que si realizas mal sirsasana, puede ser peligrosa; al igual que muchas otras posturas. No obstante, con unas buenas pautas por parte del profesor (bien presencial o siguiendo clases en directo) y con autoconfianza no hay de qué preocuparse.

Es por eso que siempre es importante seguir ciertos pasos para entrar en cualquier postura, aguantar en ella y deshacerla.

Consejos para hacer sirsasana

Lo primero que debes saber es que no se trata de lanzar las piernas hacia la pared, sino de tener pleno control sobre las piernas estiradas hacia arriba mientras que la cabeza, los hombros y los brazos hacen de base sobre el suelo.

Algo que te ayudará al principio es colocarte cerca de una pared o un armario (lo que te sea más práctico), no para que apoyes las piernas en la pared, sino para tenerla como referencia y dejar apartado el miedo.

descubre todos los beneficios de las invertidas: la postura sobre la cabeza

Y lo segundo es que debes tener fuerza en los brazos y el abdomen. Si no la has practicado antes, una postura que te puede ayudar en tu transición es la asana del delfín, que es parecida al perro boca abajo, apoyándote en los antebrazos, en lugar de en los brazos; así trabajarás tanto brazos como abdomen.

Cómo hacer sirsasana paso a paso

Ahora sí, los pasos que debes seguir son:

  • Ponte en posición de cuatro apoyos, con los codos apoyados al ancho de los hombros. Coge con tus manos el codo contrario (para calcular la separación).
  • Desde ahí, lleva tus manos hacia delante sin separar los codos del suelo, formando un triángulo. Entrelaza los dedos para formar una especie de cuenco.
  • En ese pequeño hueco, apoya la cabeza más o menos a la altura de la coronilla.
  • Poco a poco ve acercando los pies hacia tu cabeza, levantando las caderas hacia el cielo y estirando las piernas hasta que la espalda esté en línea con la cabeza. Es normal que notes cierta presión en la zona lumbar o en la cabeza (aunque el cuerpo debería reposar en los antebrazos); para no dañar las cervicales, aleja los hombros de las orejas.

preparación para hacer shirshasana

  • Cuando sientas que vas estabilizándote, sube una pierna mientras mantienes la otra estirada. Una vez aguantes con la pierna levantada, prueba a subir la otra; lo ideal es hacerlo sin impulso. Coloca los talones en los glúteos y activa abdomen y brazos.
  • Una vez aquí y manteniendo el control, puedes estirar las piernas si te sientes seguro. Lo importante es que controles primero el equilibrio y después llegues con seguridad a la postura.

Para un nivel más avanzado, existen también otras variantes de sirsasana, como mukta hasta sirsasana y baddha hasta sirsasana que se suelen practicar en las clases de ashtanga.

sirsasana paso a paso para principiantes y nivel avanzado

Beneficios de sirsasana

Como muchas posturas de yoga, sirsasana tiene beneficios a nivel psicológico, espiritual y físico. Concretamente, esta postura te ayuda a equilibrar el chakra sahasrara, que se encuentra arriba del todo de la cabeza y es el chakra de la espiritualidad.

Al ser una postura que lleva tiempo para poder hacerla con facilidad, es buena para ganar confianza en nosotros mismos y, además:

  • Mejora el equilibrio.
  • Tonifica la espalda y aliviar el dolor lumbar.
  • Tiene un efecto calmante sobre el cuerpo, ya que la respiración se vuelve más profunda debido al esfuerzo.
  • Estimula la circulación, ya que la sangre llega más fácilmente al corazón y llega más sangre oxigenada al cerebro.
  • El punto anterior hace que mejore la concentración y la memoria. Y, además, favorece el equilibrio hormonal porque irriga las glándulas endocrinas.
  • Como pasa con otras posturas invertidas, donde el corazón queda por encima de la cabeza, puede cambiar nuestra perspectiva de las cosas.

Clase de sirsasana online gratis

Te dejo aquí el vídeo paso a paso de Lucía para que te animes a intentarlo. Nadie dijo que fuera fácil, ¡pero tampoco imposible!

Apúntate en THECLASSyoga

¿Aún no estás «in»?

Apúntate a nuestro programa de clases premium en nuestra web y disfruta de todos los programas; más de 270 clases grabadas disponibles y clases en directo. Descubre el programa de tutoriales para ver el paso a paso de sirsasana y otras posturas.

clases premium y tutoriales sobre posturas de yoga