Nuevo vídeo de una clase de rocket yoga I

El mecanismo es la forma exterior de las cosas. El dinamismo es su fondo – Gottfried Leibniz.

A través de la experiencia vas descubriendo nuevos aspectos de la práctica del yoga. La enseñanza no solo viene de la formación, sino de la práctica constante y la disciplina.

El rocket yoga es uno de los estilos de yoga más dinámicos que hay. Su creación, en los años 80, se debe al rockero Larry Schultz, miembro de la banca “Grateful Dead”. Larry era practicante de yoga y daba clases junto con los miembros de su banda y, cansados del estilo lento, creó una rutina más cañera y dinámica.

Así pues, este yoga está dirigido a aquellos yoguis que les gusta el estilo tradicional del ashtanga yoga, pero con algunas variaciones. Es una secuencia muy dinámica si se compara con otros estilos. Por lo que, si te gusta la caña, no te dejará indiferente 😉

¿En qué consiste realmente?

Este estilo de yoga tiene su base en el ashtanga yoga, ya que se trata de una combinación de las posturas de la primera serie, la intermedia y la avanzada, solo que con un ritmo mucho más alternativo. También incluye posturas de equilibrio e inversiones.

Como he comentado, viene del ashtanga yoga, pero no es exactamente igual: en la práctica de ashtanga las posturas se hacen de ambos lados, es decir, primero pie derecho y luego pie izquierdo, y se mantiene cada una de ellas durante 5 respiraciones; además solo se pasa a la siguiente postura si el profesor lo ha autorizado previamente y las clases no son guiadas.

Mientras que en rocket yoga cada secuencia de posturas (por ejemplo, las posturas de pie) se realizan primero de un lado y después del otro y, normalmente, se mantienen menos tiempo que en el ashtanga yoga. Otra de las características principales de rocket es la no rigidez, permitiéndote adaptar tu práctica y realizar posturas más retadoras a las que te proponga tu profesor, o más principiantes, dependiendo de tu nivel.

Esta agilidad a la hora de realizar las posturas te permite poder probar posturas más avanzadas, lo que supone una sensación de progreso en tu práctica.

Series

El rocket tiene varias series:

Rocket I: posturas de flexión y de apertura de caderas (correspondientes a la primera serie de ashtanga).

Rocket II: posturas de extensión y apertura de caderas (correspondientes a la segunda serie de ashtanga).

Rocket III: esta tercera modalidad surge de la combinación de la serie de rocket I y serie de rocket II (hablaré de esta tercera serie en un post más adelante).

¿Cómo es una clase de rocket?

Las clases de rocket suelen ser tener siempre la misma estructura. Comienzan con un calentamiento inicial que se hace con posturas de pie y, a continuación se hacen las posturas de suelo o sentadas. Por último, se hacen las posturas de cierre.

El calentamiento inicial de posturas de pie no es otro que de tres a cinco rondas de surya namaskar A y B. Además, la secuencia contiene transiciones opcionales y variantes, lo cual te permite desarrollar tu creatividad y también sentirte más cómodo con la práctica dependiendo del nivel que tengas.

No te preocupes ni te lleves las manos a la cabeza; lo que suele pasar es que cada yogui, según avanza en su práctica, encuentra su propio estilo, es decir, el que más se ajusta a su forma de ser o a su estilo de vida.

Beneficios del rocket

  • Mejora la fuerza y la flexibilidad de todo el cuerpo.
  • Renueva la energía y la vitalidad del cuerpo.
  • Desarrolla la creatividad.
  • Mejora el sistema cardiovascular.
  • Mejora la concentración.
  • Desarrolla la consciencia corporal.

Vídeo

Te dejo el vídeo de una clase completa de la serie I de 60 minutos. No necesitas nada más que tu cuerpo y la esterilla 🙂

Verás cómo Lucía comienza la práctica con un pranayama (ejercicio de respiración), siguiendo después con la estructura comentada más arriba.

¡Que lo disfrutes!

 

* En THECLASSyoga tenemos un montón de clases de rocket yoga. ¡Anímate y prueba con nosotros!

Namasté ✨