Al potenciar o moderar un chakra determinado, puedes hacer cambios potenciales en tu vida.

Cada zona del cuerpo transmite energía en una frecuencia determinada, así que lo que llamamos salud es el equilibrio armónico de todas estas frecuencias sintonizadas (chakra).

Todo lo que vive, late de energía y esa energía contiene información – Caroline Myss.

Estamos constantemente en comunicación con todo lo que nos rodea (campo energético universal). El campo energético humano contiene y refleja la energía de cada persona, es decir, todas las experiencias positivas y negativas, tanto externas como internas.

Qué es un chakra

La palabra chakra significa rueda en sánscrito.

Los chakras son centros giratorios de energía; son la energía vital que fluye dentro de nuestro cuerpo a través de canales energéticos. Los chakras principales son 7 y están ubicados a lo largo de la columna vertebral de manera ascendente (desde la base hasta la coronilla).

Se representan como una flor de loto con diferente número de pétalos (vibración), y cada chakra tiene un color específico.

chakras

Es importante que sepas que puedes trabajar sobre cada uno de tus chakras, ya que son una poderosa herramienta de autoconocimiento y equilibrio.

No te olvides de quererte a ti mismo – Tal Ben-Shahar.

Pero ¿cómo pueden estar tan relacionados con todo? Por el fenómeno de la resonancia. Partimos de la base de que todo es energía. Así que, todos nosotros, como energía que somos, tenemos una determinada frecuencia, al igual que la luz, el sonido, el color…, que son ondas y vibran también en determinadas frecuencias. Por lo que, aunque no lo podamos ver, todas esas frecuencias tienen comunicación entre ellas.

Por ejemplo, seguro que muchas veces has escuchado (o tú mismo lo has dicho): me suena esta persona, o me suena este lugar. Ese «me suena» en realidad quiere decir que la frecuencia de esa energía o ese lugar resuena con la tuya.

Dicho de otra forma, imagina que cada frecuencia es un instrumento. En una orquesta, cada instrumento suena con otro determinado. Si estos están sintonizados y suenan (o resuenan) bien uno con otro, habrá una armonía. Esto mismo pasa con tus energías y las que te rodean.

Los siete chakras

Primer chakra o muladhara chakra

muladhara

El primer chakra (raíz o apoyo) se sitúa en el perineo (entre los genitales y el ano). Su función en el cuerpo se relaciona con la fortaleza de los huesos, los dientes, las uñas, el intestino, las piernas y los pies.

  • Color: loto de 4 pétalos rojo.
  • Elemento: tierra.
  • Sentido: olfato.
  • Alimentos: carne, alimentos rojos, legumbres.
  • Mantra: LAM.

El primer chakra es nuestra raíz física, ancestral y vital. Constituye la energía primordial sobre la que desarrollan los otros chakras. Es el centro energético que nos provee la energía vital.

Cuando tenemos un primer chakra abierto nos cuidamos a nosotros y evitamos hacernos daño en todos los niveles, para lo cual se requiere un sutil instinto de supervivencia.

La manifestación saludable de este chakra produce:

  • Seguridad física en la familia o el grupo.
  • Capacidad para proveer las necesidades básicas de la vida.
  • Sentirse agusto en casa.
  • Ley y orden social y familiar.
  • Descanso adecuado y buena salud.

Disfunciones: dolor crónico en la parte de la espalda, ciática, varices, tumor o cáncer rectal. Trastornos de alimentación; depresión.

Segundo chakra o swadisthana chakra

swadisthana

El segundo chakra está ubicado en el sacro. Se corresponde corporalmente con la cavidad pélvica, órganos reproductores, riñones, vejiga; todos los flujos como la sangre, linfa, jugos digestivos, esperma.

  • Color: loto de 6 pétalos naranja.
  • Elemento: agua.
  • Sentido: gusto.
  • Alimentos: verduras y frutas naranjas; líquidos.
  • Mantra: VAM.

El segundo chakra es el centro de las emociones originales no filtradas, de las energías sexuales y de las fuerzas creativas. En el plano anímico lo vivimos mediante la liberación y el dejar fluir los sentimientos, por lo que quedamos dispuestos para experimentar la vida siempre de forma original y nueva.

La manifestación saludable de este chakra produce:

  • Relaciones interpersonales favorecidas.
  • Poder y dominio.
  • Creatividad.
  • Mayor naturalidad hacia los demás, especialmente para el sexo contrario.
  • Ética y honor en las relaciones.

Una disfunción del chakra sacro tiene frecuentemente su origen en la pubertad. Las fuerzas sexuales en crecimiento provocan una inseguridad, puesto que los padres y educadores raramente están en condiciones de proporcionar un manejo correcto de estas energías.

Otra posible repercusión consiste en que utilices la sexualidad como una droga. Tampoco aquí se detectará tu potencial creativo y este se desviará. Con la pérdida de la ingenuidad y la inocencia en el trato con las energías sexuales pierdes también la franqueza para expresar o manifestar estas energías en la creación.

Tercer chakra o manipura chakra

manipura

El tercer chakra se encuentra aproximadamente dos dedos por encima del ombligo. Está directamente relacionado con la parte inferior de la espalda 7 y 8D, cavidad abdominal, sistema digestivo, estómago, hígado, bazo, vesícula biliar; sistema nervioso vegetativo.

Enseñanzas relacionadas con el ego, la personalidad y la estima propia.

  • Color: loto de 10 pétalos amarillo.
  • Elemento: fuego.
  • Sentido: vista.
  • Alimentos: cítricos, arroz, avena, frutas ácidas.
  • Mantra: RAM.

La manifestación saludable de este chakra produce:

  • Confianza.
  • Miedo e intimidación.
  • Estima y respeto propios, seguridad en sí mismo.
  • Cuidado de si mismo y de los demás.
  • Sensibilidad a la crítica.
  • Responsabilidad de tomar decisiones.
  • Honor personal.

Es el que nos da la cualidad de la generosidad y el sentido completo de satisfacción y felicidad. Cuando el Kundalini ilumina este chakra, proporciona rectitud y un sentido interno de moralidad, dándonos el equilibrio en las diferentes facetas de nuestra vida.

No obstante, este chakra es muy complejo. Se conoce comúnmente como el “centro de poder”, y funciona como almacén de los juicios, opiniones y creencias que hemos reunido acerca de nosotros mismos y del mundo. Estos juicios, a su vez, afectan a nuestra autoestima y nuestra confianza en nosotros mismos: sentirse firme y enérgico, reconocerse a sí mismo como un individuo separado del mundo y, aún así, ser capaz de tener un rol en ese mundo.

Las cualidades de una expresión equilibrada de este chakra son: ser capaz de concentrar tu voluntad para lograr lo que quieres y relajar tu voluntad para disfrutar lo que has conseguido.

Cuarto chakra o anahata chakra

anahata

El cuarto chakra está ubicado en el centro del pecho (anahata significa corazón), sobre el esternón, a la altura de la cervical 4D, y tiene relación directa con el sistema circulatorio, linfático e inmune. La glándula endocrina con la que se relaciona es el timo, que además de ser parte del sistema endocrino es parte del sistema inmunológico, responsable de defender el cuerpo ante agentes patógenos, es decir, que causan enfermedades y estrés.

A él se le asocian enseñanzas relacionadas con el amor, el perdón y la compasión.

  • Color: loto de 12 pétalos verde.
  • Elemento: aire.
  • Sentido: tacto.
  • Alimentos: verduras y hojas, frutas verdes y yogures.
  • Mantra: YAM.

Es el lugar donde reside nuestro verdadero ser. Desde el corazón se manifiesta el amor y la compasión, proporcionándonos el sentido de la responsabilidad. Todos nuestros miedos y temores se disipan cuando el kundalini atraviesa el chakra del corazón, iluminándolo y dándole gozo y satisfacción.

La cualidad del chakra corazón es el amor puro e incondicional. Raramente se ama de forma incondicional, siempre se espera algo a cambio; mientras que el amor puro no necesita motivos para amar.
Todos los apegos desaparecen en el amor universal. Los apegos son alimentados por el miedo, pero cuando conocemos el amor universal, rehusamos a ser anfitriones del temor. No es que el temor se haya ido; sigue siendo parte de la conciencia humana, pero aprendemos a no hacerle caso. La forma es alejarse esencialmente del miedo y dirigir la atención a lo que hace más poderosa nuestra fe.

Cuando este chakra está abierto, se produce un efecto espontáneo curativo y transformador en otras personas.

Posibles disfunciones si el chakra no está abierto: problemas cardíacos, asma, alergia, cáncer de pulmón, neumonías, cáncer de mama.

Quinto chakra o vishuddha chakra

vishuddha

El quinto chakra, vishudda o garganta se sitúa entre la nuez (cartílago tiroides) y la laringe a la altura de la tercera vértebra cervical.
Los órganos y partes del cuerpo relacionados con vishuddha son, además de la glándula tiroides, la garganta, el cuello, la boca, los dientes, la mandíbula, los oídos, el esófago y los pulmones.

A él se le asocian enseñanzas relacionadas con la voluntad y la expresión.

  • Color: loto de 16 pétalos celeste.
  • Elemento: éter.
  • Sentido: odio.
  • Alimentos: frutas, pero sobre todo uvas, hierbas, sopas frías y jugos (manzanilla).
  • Mantra: HAM.

Vishudda significa purificar, por lo que este chakra considerado como un importante puente que se extiende desde el corazón y participa en el ascenso de la conciencia por los demás chakras a partir de la activación secuencial de cada uno de ellos.

Nos conduce desde nuestro cuerpo hasta nuestro verdadero ser. Desde el quinto chakra se regula la expresión, la comunicación y la voluntad de las personas. Puede ayudarnos a mostrar nuestro poder más allá de las palabras.

La sobreactividad de este chakra significa que se está utilizando mucha energía, y como resultado surge un cansancio pronunciado y una tendencia a la fatiga precoz. Igualmente, se produce pesadez y lentitud en los movimientos corporales y una marcada propensión a las anginas y resfriados.

Físicamente pueden aparecer problemas de salud relacionados con asma, alergias, problemas dentales, dolor de garganta, laringitis, problemas de piel, escoliosis, etc.

Sexto chakra o ajna chakra

sexto chakra

El sexto chakra o tercer ojo está localizado entre los ojos, por encima de la raíz de la nariz.

Ajna es el chakra del tiempo, la percepción y la luz. Literalmente, significa “mando”, por lo que se puede deducir que es el chakra del dominio. Aquí es donde se alcanza la integración de la personalidad por encima del dualismo de la psicología humana.

Desde aquí se desarrolla el sentido de la intuición para saber en qué dirección se desea ir; donde los tres ríos de la energía interna (energía ida, pingala y shushumna) se integran en uno.

Es el chakra asociado con el tercer ojo. Los dos ojos te dan dimensión en el mundo normal; el tercer ojo te da la visión, la profundidad y la dimensión de los mundos sutiles. Su función es ver lo invisible y conocer lo desconocido. Es el centro de la intuición y de nuestra conexión directa con la fuente infinita de sabiduría.

Sus enseñanzas están relacionadas con la mente, la intuición, la percepción profunda y la sabiduría.

  • Color: loto de 2 pétalos añil, morado.
  • Elemento: luz.
  • Sentido: sexto sentido.
  • Alimentos: ayuno.
  • Mantra: OM.

Los dos pétalos representan los pros y los contras de cada pensamiento. Obtener dominio sobre el sexto chakra implica no dejarse confundir por las polaridades de la vida, saber leer entre líneas.
Cuando este chakra se abre, entendemos el verdadero significado del perdón, al igual que nos hacemos conscientes del mal que nos produce el odio y el rencor. Estos últimos son incompatibles con la paz y el amor a los que un ser humano aspira.
En este centro nuestros pensamientos los controlamos nosotros. Si queremos, podemos pensar; si no, no pensamos.

Posibles disfunciones cuando este chakra no está abierto: todo lo relacionado con el cerebro, trastornos neurológicos, ceguera, sordera, problemas de aprendizaje, epilepsia.

Séptimo chakra o sahasrara chakra

sahasrara

El séptimo chakra o corona se ubica en la coronilla y está asociado con la glándula pineal (epífisis), parte superior del cerebro, y  con el sistema nervioso.
El punto de conexión de Sahasrara es la llamada fontanela o zona blanda que se percibe en la cabeza de todo recién nacido.

A él se le asocian enseñanzas relacionadas con la espiritualidad. El color asociado es el blanco o púrpura y sus funciones son la trascendencia y conexión con la divinidad. Funciona casi como una antena, un receptor de la energía divina que llega a nosotros en la forma de inspiración, guía y protección; nos pone en contacto con lo eterno, lo que no muere: el alma.

Es la conciencia de uno mismo y del universo al mismo tiempo. El chakra corona representa un estado iluminado de conciencia que en hindú se conoce como samadhi.

Al centrar la atención en la meditación ayudamos que el chakra se mantenga activo y abierto, pues necesitamos un sistema energético equilibrado para que este chakra funcione correctamente y esté sano.

  • Color: loto de mil pétalos blanco.
  • Elemento: no existe otro plano.
  • Sentido: no existe.
  • Alimentos: ayuno, luz solar.
  • Mantra: silencio o letra «M».

La apertura del séptimo chakra tiene una condición clave: la humildad, la entrega, la capacidad de postrarse ante el infinito.

Cuando este chakra está desequilibrado, existe el deseo de controlar la voluntad de los demás; creerse en poder de la verdad más absoluta. Provoca también problemas del sistema óseo y muscular, o desorden de la glándula pineal. A nivel físico, puede haber problemas oculares, dolores de cabeza, depresión, insomnio y desórdenes en el sistema nervioso.

Vídeo tutorial chakras

Namasté ✨