Mejora tu concentración gracias al yoga y sus técnicas de meditación y respiración. Descubre los mejores ejercicios para la concentración y posturas para una mente calmada y presente

En este artículo tengo un propósito para ti. Puede que sea ambicioso, pero no pretendo otra cosa más que entiendas la importancia que tiene estar completamente presente en algo.

La habilidad para concentrarse varía mucho dependiendo de cada persona, pero es cierto que esta sociedad y este momento que estamos viviendo no ayuda.

La mayor parte del tiempo vamos con el piloto automático encendido. Nos despertamos casi como robots, y casi como robots pasamos un día, otro, otro, otro, otro, otro, otro, otro… Estamos rodeados de estímulos por todos lados. Trabajo, estrés, tecnología, redes sociales, información… Y no nos damos cuenta ni prestamos atención a lo que estamos haciendo en cada momento.

Afortunadamente, el yoga puede ayudarnos. Existen determinados ejercicios y posturas de yoga enfocados a mejorar nuestra concentración, ya que al unir respiración y movimiento, dedicaremos nuestra atención plena a estar presentes en la mente y en el cuerpo, lo que nos servirá para llevar esta mejora fuera del mat.

ejercicio concentracion yoga

¿Nos ayuda la meditación a estar más concentrados?

Estudios recientes han demostrado que practicar yoga en centros escolares mejora la concentración de los niños, además de aumentar la autoestima, la memoria, la atención y el humor, obteniéndose así un mayor rendimiento.

En adultos no iba a ser menos, y es que según los expertos, las técnicas de meditación y respiración ayudan a las personas a disminuir las distracciones, tanto auditivas como visuales en sus respectivos puestos de trabajo.

Además, la revista Journal of Physical Activity and Health asegura que con tan solo veinte minutos de yoga al día, podemos mejorar la concentración y nuestra energía mental.

Como consejo personal, te recomiendo entrenar tu atención plena durante el día, no sólo mientras meditas o practicas yoga. Si sales a dar un paseo, céntrate en él y no en hacer fotos al paisaje; si estás cocinando, céntrate en los ingredientes y no en el programa de televisión que suena de fondo; si estás comiendo, céntrate en disfrutar los sabores y no en mirar instagram.

Dharana: yoga para la concentración

Dharana, धारणा en sánscrito, corresponde a la sexta parte de los 8 pasos de los Yoga Sutras de Patanjali: de manera muy resumida, se trata de mantener la concentración en una sola cosa. Es el paso anterior al dhyana (meditación profunda en la que se crea conexión con esa cosa), el cual es, a su vez, anterior al estado de shamadi: la iluminación.

Durante todos estos pasos vamos preparando nuestra mente para que ésta pueda llegar a la calma, y la diferencia de los tres está en el grado de concentración. Es decir, para que surja el dhyana debe haber previamente un aumento de dicha concentración:

Sin dharana no hay dhyana. Sin dhyana no hay shamadi.

Te pongo un fácil ejemplo: si estás leyendo un libro, absorta en sus páginas, donde nada te molesta y dedicas tu atención plena a ello, estás en un estado de dharana. Pero de repente el sonido de un whatsapp entrando desvía tu atención, e irremediablemente coges tu teléfono. Lo siento. Se acabó el estado de dharana.

Lo mismo ocurre durante una práctica de yoga. Si estás dedicando tu atención exclusivamente a tu respiración o a tu movimiento, estás en estado de dharana: tu atención plena se dirige hacia una sola cosa.

Esta filosofía del yoga, que va más allá de tu mat, representa un camino que te acompaña y te ayuda a conocerte y a mejorar tu vida. La concentración es tan sólo una fase de la meditación. Por tanto, contestando a la primera pregunta… ¿Nos ayuda la meditación a estar más concentrados? Absolutamente SÍ.

Ejercicios de yoga que agudizan tu concentración

Una práctica constante de yoga nos ayuda, no solo a mejorar nuestra concentración, también a disminuir el estrés y la dispersión, conseguir mayor capacidad de aprendizaje y memoria, y calma nuestra emociones, dándonos una visión mental más clara y pura.

La instrospección nos aporta paz.

Los mejores ejercicios de yoga que puedes realizar para ello son:

  • Asanas o posturas de yoga que veremos en el siguiente apartado. El simple hecho de mantener una postura determinada ya está incitando a que estemos concentrados en ella.
  • Pranayama o técnicas y ejercicios de respiración. Existen muchos, pero algunos como Nadi Shodhana, Kapalabhati o Bhastrika son perfectos para ejercitar la memoria y la concentración.
    Se ha descubierto que la forma en la que respiramos influye directamente en la actividad cerebral, en el aprendizaje, la atención y la memoria. En el siguiente enlace puedes encontrar todo sobre los estudios científicos en relación a la respiración y cómo nos afecta: Respira profundamente y controlarás tu mente.
  • Meditación consciente. Dedícale unos diez minutos diarios en un lugar tranquilo y seguro. Mantén una mente positiva. Bríndate unos minutos de pausa, simplemente observa y no hagas nada más. Para ello puedes realizar las posturas de Siddhasana (postura perfecta de meditación), Padmasana (postura del loto) o Sukhasana. También puedes acompañarlas con el mantra OM, una vela aromática y un concepto o imagen mental (amor, compasión…).

dharana yoga concentracion

Posturas o asanas de yoga para aumentar la concentración y mejorar el equilibrio

Mientras practicamos asanas, nuestro foco de atención está puesto hacia una dirección o propósito, mientras que la mirada o dristhi va hacia un punto en concreto. Una vez logradas ambas, es cuando aparece la concentración gracias a la cual mantenemos las posturas, por incómodas que sean.

En las posturas más recomendadas para mejorar nuestra capacidad de concentración, se incluyen aquellas que nos ayudan a mantener el equilibrio, las de flexión hacia delante para calmar y concentrar, y las invertidas, que mejorar el flujo sanguíneo y todos los beneficios que esto conlleva.

  1. Garudasana o postura del águila.
  2. Natarajasana o postura del bailarín.
  3. Vrksasana o postura del árbol.
  4. Virabhadrasana III o guerrero III.
  5. Bakasana y Kakasana o postura del cuervo.
  6. Paschimottanasana o postura de la pinza sentada.
  7. Invertidas como Sirsasana (postura sobre la cabeza), Sarvangasana (postura de la vela) o Halasana (postura del arado).

postura concentracion yoga

Al mejorar la concentración estamos abriendo espacio en nuestra mente. Sabiendo esto y cuáles son las mejores posiciones para meditar, ya sabes lo que hay que hacer… Incluir el yoga en casa también sirve para relajarse.

Si incluyes todos estos ejercicios en tu rutina o en tu práctica, verás cómo la concentración aumentará, te sentirás más presente en tu día a día y podrás abrir todos los sentidos a la vida.

Apúntate en THECLASSyoga

¿Aún no estás «in»?

Apúntate a nuestro programa de clases premium en nuestra web y disfruta de todos los programas; más de 270 clases grabadas disponibles y clases en directo. Si quieres saber más sobre dharana y los 8 pasos del yoga, te invito a que los descubras con el siguiente programa. ¡Que lo disfrutes!

8 pasos yoga profe